INGENASA


Servicio técnico

Toxinas

Las micotoxinas (toxinas producidas por diversos hongos de los géneros Aspergillus o Fusarium), presentan propiedades carcinógenas, teratogénicas e inmunotóxicas, lo que supone un grave peligro para la salud de los consumidores. Por esta razón, son objeto de vigilancia en todos los eslabones de la cadena alimentaria (productor primario, industria, distribución, autoridades sanitarias, organizaciones de consumidores, etc.), y sus límites en alimentos y piensos se encuentran estrictamente legislados por la Unión Europea.

Actualmente, la presencia de micotoxinas representa una limitación muy importante para las transacciones internacionales, suponiendo uno de los principales problemas a los que se enfrenta la industria de los piensos y cereales; y generando importantes pérdidas tanto para el fabricante de la materia prima como para el importador.

Por ello, el desarrollo de ensayos rápidos que permitan la detección de dichas toxinas antes de llegar a destino final se ha convertido en uno de las necesidades primordiales del sector, e INGENASA cuenta con las herramientas adecuadas para cubrir dicha necesidad.

Por otra parte, las microcistinas (toxinas producidas por cianobacterias en medio acuoso), son uno de los principales factores a tener en cuenta para el control de calidad del agua de consumo. Los embalses o reservorios de agua con alto contenido en nutrientes, utilizados como suministro de agua para consumo humano o animal, son ambientes de riesgo para que se produzca el desarrollo de cianobacterias. Por ello, son las localizaciones idóneas donde llevar a cabo un control de la posible presencia de Microcistinas, que nunca deben estar presentes por encima de los niveles legislados.